Tarjetas de visita sostenibles

tarjetas de visita sostenibles

¿Qué te vas a encontrar aquí?

Las tarjetas de visita son un elemento de tu identidad corporativa que te ayuda a ganar visibilidad.

Por eso, es recomendable tener un diseño del que te sientas orgulloso y llevar siempre encima unas cuantas para entregar a tus posibles clientes.

Si además, cuando la entregas cuentas la historia que hay detrás o qué es lo que quieres transmitir con ella, dejará de ser un gesto puramente comercial y crearás una experiencia que tu cliente asociará con tu marca.

Pero más allá de la función, hoy quiero hablarte de la forma y dejarte algunos ejemplos e ideas para tener unas tarjetas más sostenibles.

¡Vamos al lió!

Tarjetas con mínimo impacto

Si no quieres imprimir, puedes optar por hacer un sello con el diseño de tu tarjeta. De este modo, además de no contaminar, no tendrás problemas de stock ya que puedes hacer una siempre que quieras.

Los chicos de la agencia Fischer de Portugal, han hecho estas tarjetas para Andrea Romani, una consultora medioambiental. Con este sello se puede usar de tarjeta múltiples soportes.

tarjetas sostenibles sello

Incluso puedes ir un paso más allá y usar limón en vez de tinta. O al menos eso ha hecho el chef Umberto Bocci:proceso tarjetas con tinta de limón

Otra opción es serigrafiar objetos reutilizados. Estas tarjetas desarrolladas desarrolladas por Draft FCB para un restaurante griego, están impresas sobre trozos de platos rotos. Haciendo alusión a la tradición de romper platos en las bodas como augurio de felicidad en la vida de los recién casados.

Si, yo también me he quedado atónita con esta tradición.

Alargar la vida útil de las tarjetas

Otra buena opción, es hacer tarjetas que tus clientes quieran guardar, ya sea por su utilidad o a modo de coleccionables. De esta forma, alargarás su vida útil, haciendo que tengan un menor impacto en el planeta.

Vamos con los ejemplos:

Aunque el proyecto Another Blooming`s Designer de Jamie Wieck, no tiene mucho que ver con la sostenibilidad o la responsabilidad social. Su tarjeta, si transmite estos conceptos. Al usarla  como germinador, consigue que la persona que la recibe la tenga siempre en un lugar donde pueda verla.

tarjeta germinador Jamie Wieck

Lo mismo pasa con las tarjetas de Landschafsarchitek tur & partner, diseñadas por la agencia Jung Von Matt. Contienen semillas en su interior y al humedecer el papel de la tarjeta, estas germinan.

Seguro que esta tarjeta metálica de Bon Vivant, no acabará en la basura, ya que sirve como rallador de queso:

tarjeta rallador de queso

Ni esta, que puedes usar como herramienta para reparar tu bici:

tarjeta para arreglar bicicleta

Aunque cuando pensamos en una tarjeta nos centramos en la parte visual, la música también tiene cabida en ellas. Así lo demuestran estas dos tarjetas:

Ritornell es un grupo de música. Sus tarjetas han sido diseñadas por Katharina Hölzl y recrean el universo lúdico del proyecto. Antes de entregarlas al destinatario, las pasan por la caja de música, proporcionando al receptor una experiencia que asocia al grupo.

Esta tarjeta de MOD Rock your head, reproduce una canción de rock cuando pasas la uña sobre las el extremo inferior.

En resumen

Todos estos ejemplos, además de ser más sostenibles, bien por el bajo impacto de sus materiales o por su durabilidad, llevan asociada una experiencia. Esta experiencia es una elemento diferenciador de la marca y hace que sea más fácil de recordar.

Por otra parte, seguramente tenga una mayor coste que unas tarjetas estándar. Unas tarjetas clásicas son perfectamente funcionales siempre que vayan acorde con tu estrategia de marca y tu identidad corporativa. Además, siguiendo unas pautas, puedes reducir mucho el impacto medioambiental de su producción.

Como te contaba en mi guía 10+2 medidas rápidas para una impresión más eco[lógica] son las elecciones que se toman en las primeras fases de producción, como la elección del papel y el tipo de impresión, las que hacen que un producto sea o no sostenible. Si todavía no la tienes, puedes descargártela aquí. Sin email, ni nada de  nada.

¿Qué opinas de estas tarjetas?, ¿Te arriesgarías a innovar?, ¿Estás content@ con las tuyas?

Si te ha gustado este artículo, me la juego a que estos también:

2 comentarios en «Tarjetas de visita sostenibles»

  1. Qué ideas tan originales! Me encantan los semilleros, eso si que es transmitir con tu marca!

    Responder
    • Me alegra que te gusten Myriam. Definitivamente quien reciba estas tarjetas no se quedará indiferente…
      Por cierto, creo que esta lista va a crecer dentro de muy poco 😉

      Responder

Deja un comentario

Uxía Arias García será responsable por tus datos, se enviarán a Webempresa para poder responder tu comentario. Este tratamiento se hace con base en tu consentimiento. Deberás entender que esta información es pública, y los datos que coloques en este formulario los leerá cualquier visitante de este sitio web. Conservaré esta información por el tiempo que dure esta entrada del blog o que tú decidas eliminar el comentario. Puedes ejercer tus derechos de acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

comunica como piensas, universo meraki

Ey! ¿Te vas?

Descárgate mi guía para marcas conscientes que quieren una identidad coherente que comunique desde una perspectiva ética!